Tengo miedo a equivocarme

Cuando el error es tu enemigo

Querer hacer bien las cosas es algo deseable y universal. La evolución del individuo, los avances científicos, el desarrollo de las civilizaciones se han sustentado en el anhelo del ser humano por superarse.

A nadie le amarga un dulce y un logro. Hemos llegado a encontrar en el alcance de las metas una gran fuente de satisfacción y de motivación para seguir luchando en aras de darle un sentido a la vida.

Y todo este proceso, que bien podía quedarse en algo positivo, puede transformarse en algo patológico, si empieza a verse contaminado por el miedo exacerbado a equivocarse.

Cuestionario para evaluar tu miedo a fallar:

  • Cuando recibes una crítica, ¿sueles ponerte tenso o a la defensiva?
  • ¿Te cuesta admitir que te has equivocado?
  • ¿Crees que alguien como tú no debería permitirse tener errores?
  • Siendo honesto contigo mismo, ¿eres capaz de ver que te cuesta encajar los fallos?
  • ¿Sueles dar más importancia a tus equivocaciones que a las de los otros?
  • Antes de saber un resultado, ¿sientes ansiedad y un gran miedo al fracaso?
  • ¿En el fondo, piensas que, a estas alturas de tu vida, ya no deberías cometer determinado tipo de errores?
  • ¿Has dejado de hacer cosas o emprender cambios por este temor al error?
  • Cuando fallas, ¿te afecta anímicamente más que a otras personas de tu alrededor?

Quizá no lo habías pensado con detenimiento, pero este miedo puede estar bloqueando algunos cambios importantes en tu vida.

¿Por qué tengo tanto miedo al error?

Es importante que te formules esta pregunta para que logres entenderte con profundidad.

Aunque parezca extraño sigues manteniendo este miedo, probablemente desde tu niñez o adolescencia; porque, inconscientemente, estás convencido de que también te trae alguna ventaja.

Cuando temes fallar, también:

  • Te esfuerzas más en tu trabajo, y tiendes a ser más responsable
  • Revisas tu trabajo con escrupulosidad, y acabas mejorando la versión.
  • Piensas más lo que dices y haces, y no te mueves por impulsos irracionales.
  • Te exiges más a ti mismo, y no te conformas con resultados mediocres

Todo esto son algunas de las razones que mantienen al fantasma que convive contigo, y que te hace creer que deberías estarle agradecido por atemorizarte con el fracaso, porque es él el que te estimula a ser competente y mejorar.

No te engañes, el sentido de responsabilidad, la fuerza de voluntad y el compromiso te incentivan, sí.

Si dejas que ese miedo a fallar tome las riendas, y se haga pasar por “simple motivación”, acabarás bloqueado y paralizado.

Busca otro impulso que no sea el temor a equivocarte. Elige moverte por lo que vas a ganar (aprendizaje, experiencia, etc.), y no tanto por lo que puedes perder (aprobación social, éxito, estatus, etc.)

Consecuencias del miedo a fallar

Pérdida de oportunidades y aprendizajes

Tener un excesivo temor a las equivocaciones acaba desembocando en la inacción, porque antes de meter la mata, prefieres no hacer nada.

Llegas a hacer un sobreanálisis de cada una de las opciones, retrasando la toma de decisiones, incluso sabiendo que estás boicoteándote a ti mismo al salirte de la fecha límite.

Como dejas de actuar, también dejas de obtener información valiosa de la situación o de los resultados, por lo que impides tener feedback o un buen reporte sobre tus acciones, sin poder aprender de tus movimientos.

Este temor evita que falles, pero también evita que experimentes, que sientas, que conozcas y en definitiva que vivas.

Pérdida de confianza y seguridad

No es extraño que el miedo alimente al miedo. Cuanto más dejas de actuar por temor a errar, menos datos tienes de ti mismo y de tus capacidades.

Si no pruebas, ¿qué sabes de ti al final?

¿Cómo creer en ti cuando permaneces en el stop por miedo a ir demasiado deprisa, o demasiado despacio, o por el camino incorrecto?

¿Cómo creer que eres capaz cuando no te permites aprender con tus propios errores?

Tips para afrontar el miedo a equivocarme

El objetivo destructivo es exigirte hasta la extenuación en busca de la perfección. El objetivo saludable es buscar la excelencia en el resultado mientras disfrutas del proceso continuo y eterno de mejora.

El error de hoy te ayuda a acertar mañana

Haz un listado de algunos fallos de tu vida.

  • ¿Recuerdas qué descubriste después?
  • ¿Te ofrecieron algún aprendizaje?
  • ¿Qué cambiaste de tu comportamiento, circunstancias o pensamientos a partir de ellos?

Porque te hace preocuparte, volver a ocuparte, ampliar la información que tenías y desarrollar nuevas habilidades para abordar la situación.

Tu error mejora tus relaciones con los demás

Una equivocación es un recordatorio de que todos somos falibles, no hay nadie perfecto. Puedes utilizarlo para ser más benévolo contigo mismo y con los demás.

En ocasiones, te parece imposible que otro no vea lo que tú ves, que no sea capaz de ejecutar lo que tú haces con la misma destreza y calidad.

Lo cierto es que lo que para ti es evidente para otro no lo es tanto y, donde tú ves facilidad, el otro puede ver dificultad.

Muchos de tus conflictos con otros pueden disolverse, si aumentas tu tolerancia a los fallos de los demás.

Y cada vez que te equivocas es una oportunidad de tomar conciencia de que nadie está exento de hacerlo.

La técnica 3R: RECONOCE-REPARA-RESETEA

Cuando no te permites fallar, puedes sentir tanta ansiedad, frustración o vergüenza que intentes ocultarlo, o incluso mentir.

Un ejemplo de falta de aceptación es el hecho de culpar constantemente a los otros de tus propias equivocaciones.

Concédete el derecho a ser imperfecto. Empieza por reconocer tu responsabilidad en la equivocación, asumir que algo hiciste mal, pasaste por alto o descuidaste.

-Después ocúpate de la repercusión que haya podido tener tu error. Seguro que hay algo que puedes hacer para minimizar su impacto o repararlo.

-Por último, pasa página, no vuelvas a rebobinar lo que ha ocurrido, imaginando una y otra vez, cómo lo podías haber evitado o qué podrías haber hecho, o dicho, de otra manera.

Resetea y vuelve a concederte la oportunidad de re-experimentar de nuevo.

¿Tienes miedo a equivocarte?

¿Estás bloqueado por temor a cometer errores?

Por | 2020-01-15T10:19:13+00:00 enero 15th, 2020|Desarrollo personal|Sin comentarios

About the autor:

Licenciada en Psicología por la UAM, Col. Nº M-16099. Experto en Psicoterapia Breve. Máster en Sexología y amplia experiencia como psicóloga y formadora en el área de la psicología de la salud y la educación. Fundadora de Tupsicologia.com, asesoramiento psicológico presencial y on line, un apoyo profesional y cercano

Deje su comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Legalidad: Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados por Patricia Córdoba Álvarez. Uso de los Datos: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. Consentimiento: La legitimación se realiza a través de tu consentimiento expreso.  En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de rectificación, oposición y/o eliminación de tus datos, enviando un email a consulta@tupsicologia.com

¿Necesitas superar tu ruptura

de una vez?

 

POR LA AUTORA DE ESTE BLOG

EXPERTA EN TERAPIA PAREJA

  • Aprender a manejar la tristeza y la culpa
  • Entender la etapa del duelo que atraviesas
    • Utilizar tu pensamiento en positivo
      • Volver a encontrar sentido a tus días
      • Decir adiós a tu ex y poder empezar una vida nueva