Obsesión con el pasado: pasa página

Portada » Psicología » Obsesión con el pasado: pasa página

Obsesión con el pasado: pasa página

Obsesión con el pasado, obsesión con lo que fui, tuve y perdí

No hay descansos ni momentos para desconectar, la persona que se ha obsesionado con el pasado vive por y para rememorar cada uno de los instantes de la película que se proyecta en su pantalla interior. Pareces ausente, todo el presente se te antoja tedioso e inoportuno.

Cuando el ayer va ganando espacio al hoy, corres el peligro de quedarte atascado en ese pretérito viaje, y esto puede suceder por muchos motivos:

#1. Un amor al que no consigues decir adiós, y que resucita cada velada en sueños, a pesar de que la cruda realidad es incuestionable: ya no está aquí.

#2. Una parte de tu identidad o autoconcepto anterior  ha quedado idealizada. No te reconoces en la actualidad, porque sigues identificándose con el que eras antes. Esto puede darse cuando se sigue añorando exageradamente la juventud, la talla o complexión física previas, las habilidades motrices o destrezas de hace veinte años, etc.

#3. Un rol o estatus que la realidad ha dado por finalizado, pero que como adicto al pasado te resistes a clausurar, privándote de adquirir otros nuevos potencialmente enriquecedores. El jubilado que no acepta el cambio de ocupación, el que está en la bancarrota y sigue viviendo como en época de bonanza, etc.

#4. Un suceso traumático que revives con angustia, pues necesitas constantemente recordar lo que viviste, por qué y cómo: una pérdida de un ser querido, un accidente, un suceso de intimidación (robo, abuso, pelea, maltrato) etc.

Todos podemos sentir cierta nostalgia en algún aspecto de nuestra vida, y es normal, pero hay señales que delatan un abuso del pasado a las que tenemos que estar atentos:

  • Idealización. Magnificar las ventajas y cualidades de una persona, circunstancia o aspecto del pasado, y minimizar los inconvenientes o defectos al estilo de “cualquier tiempo pasado fue mejor…”
  • Monotemática. El ayer ocupa más espacio en las conversaciones y más tiempo en el pensamiento que el concedido al presente. Los allegados te lo detectan y suelen señalarlo con comentarios tales como “estás obsesionado con lo de antes”, “¿otra vez con el mismo tema?”, “siempre cuentas las mismas cosas, avanza”.
  • Incapacidad para dar cambios en el presente, excusándote en lo vivido antaño. Como víctima del pasado justificas tu pasividad actual en las limitaciones y condicionamientos que te ha dejado lo sufrido: “yo ahora ya no puedo”, “después de lo que pasé, no me veo con fuerzas”)
  • Rebobinado. Traes al momento presente una conversación, experiencia o emoción antiguas, con todo lujo de detalles, repasando al milímetro la escena, hasta convertirlo en un pensamiento negativo recurrente u obsesión.

Si has experimentado algunas de estas características con relativa frecuencia, y además, te provocan malestar en cierto grado, impidiéndote disfrutar completamente del aquí y el ahora, es bueno que sepas que no tienes porqué permanecer enganchado y resignarte.

Di “no” a tu obsesión, puedes solicitar asesoramiento psicológico y el profesional te orientará sobre qué estrategias seguir para romper con esta adicción al pasado.

 

Acabamos este artículo con la canción “Todo se olvida” de Carlos Baute, dedicada a todos los que ahora mismo estáis en ese proceso. ¡Ánimo!

Si quieres saber más sobre este tema, puedes leer estos artículos relacionados:

 

¿Cuál es tu obsesión con el pasado?

¿Tienes la sensación de que vives más en el pasado que en el presente?

 

Photo Credit: Gabriel S. Delgado C.

Por | 2017-07-08T15:33:59+00:00 mayo 24th, 2014|Psicología|8 Comentarios

About the autor:

Licenciada en Psicología por la UAM, Col. Nº M-16099. Experto en Psicoterapia Breve. Máster en Sexología y amplia experiencia como psicóloga y formadora en el área de la psicología de la salud y la educación. Fundadora de Tupsicologia.com, asesoramiento psicológico presencial y on line, un apoyo profesional y cercano

8 Comentarios

  1. Paty0616@hotmail.com'
    Patricia 12 agosto, 2015 en 3:10 pm - Responder

    Comment…muy bueno todos los comentarios y posibles soluciones q ayudan a otros y a mi tambien xq leyendolos siempre hay algo q va en concordancia conmigo. He superado varias etapas despues d mi separacion hace 3años despues d 33 años d casada . Gracias a Dios pero tengo todo y me cuesta aceptar q no vamos a terminar nuestras vidas juntos despues d tantos años xq el se fue y vive cn otra hace com 10años sin yo saberlo . No sufro pero hay algo q no me dja ser feliz completament y estudiar hacer algo aparte d tener negocio,nietos ,hijas ..una familia d 24años q pertenezco a un grupo religion ,social y espiritual estoy contenida pero,…… Quisiera una respuesta dsd ya gracias

    • Patricia Córdoba 4 septiembre, 2015 en 12:03 am - Responder

      Hola tocaya,
      Comentas que te cuesta aceptar que no estarás con él para siempre. A veces nos cuesta aceptar que algunos vínculos importantes de nuestra vida tienen un principio y un final, son temporales. El hecho de que un vínculo sea temporal no le resta sentido, una función en tu vida. Se hace duro “dejarlo ir”, despedirse, aceptar que ocupó un espacio y un tiempo finito, quizá sea esa resistencia lo que te impida avanzar del todo. Mis mejores deseos

  2. dianita_ball@hotmail.com'
    diana 25 octubre, 2015 en 2:34 pm - Responder

    Tuve una relación a distancia por 11 meses, aunque no fue fácil encontrábamos espacios para reunirnos, tanto que pase todo junio en su casa, tuvimos algunas discusiones normales de una convivencia, pero en términos generales fue una hermosa relación y me enamore mucho de esta persona, sin embargo 1 mes después de regresar a mi país el me llamó por teléfono y me terminó, de eso ya han pasado 3 meses..he mantenido la comunicación con el porque lo amo y tenía esperanzas de que el volviera. Me digo todos los días q debo cortar eso, pero me da una ansiedad tremenda no saber de el y paso todo el día obsesionada con lo q estará haciendo y si tiene otra. Es terrible esta situación y estoy sufriendo mucho. Yo soñaba un futuro con el y ahora tengo miedo y ansiedad.

  3. gonzaloolivar2005@gmail.com'
    Antonio 2 noviembre, 2015 en 2:14 pm - Responder

    Buff, cada palabra que he leído ha dado en el clavo en mi malestar.

    Excesiva añoranza por el pasado, todos mis amigos me lo dicen, no ven habitual que me acuerde hasta del último detalle de anécdotas de hace más de 15 años.

    Lo curioso es que desde que soy niño, creo que padezco esta nostalgia enfermiza por el pasado.

    Y así hasta día de hoy, he ido superando todos los hitos de la vida, universidad, trabajo, 2 hijos (aún pequeños), pero noto que estoy estancado desde que acabé los estudios, y que se me escapa de las manos el disfrutar del día a día por culpa de esta maldita nostalgia que me tiene atrapado en el pasado

    Gracias por leer la brasa que acabo de soltar. Un saludo

    • Patricia Córdoba 2 noviembre, 2015 en 3:06 pm - Responder

      Hola Antonio,
      Me gusta conocer la opinión de mis lectores y de verdad me importa conocer la realidad que os afecta, luego me “ayuda a seguir ayudando” en la consulta. Lo que comentas es mucho más frecuente de lo que te imaginas, y para quienes lo padecéis, como bien señalas, a veces os resulta difícil determinar cuándo os empezó exactamente porque lleváis sintiendo nostalgia desde que tenéis uso de razón y os ibais despidiendo de cada etapa que finalizaba. Te animaría a hacer rituales simbólicos de despedida para facilitarte el proceso de cierre de las etapas anteriores: por ejemplo, escribir una carta a ese Antonio de la universidad, despidiéndote de él y dándole las gracias”. Otra cosa que podrías intentar es traducir cada recuerdo pasado en enseñanzas para tu presente, plasmarlo en acciones concretas en tu día actual (sería algo así como ver que de aquel vídeo de viajes que viste, hoy estás viajando aquí y ahora). Te dejo un enlace que puede resultarte de utilidad:
      http://www.tupsicologia.com/como-vivir-aqui-y-ahora/
      “El poder del ahora” Eckhart Tolle

  4. yolanda72764@icloud.gmil'
    Yolanda 7 julio, 2016 en 10:50 am - Responder

    Tengo un hijo de 28 años le diagnosticaron bipolaridad pero para mí su situación es confusa ya que los medicamentos no le generan cambio,últimamente solo vive diciendo repetitivamente cosas según él les pasaron y también es muy abandonado en toda su vida desde su cuerpo hasta el espacio donde vive y nada le interesa solo comer y comer sin control solo dice que él es lo que sus padres hicieron de él.pero que jamás yo supe cómo madre a pesar de que él siempre estado viviendo junto a mí solo que siempre trabajaba fuera de casa .favor ayudarme a comprender esta situación confusa para mí

  5. mr.huevo.60@hotmail.com'
    Manu 6 octubre, 2017 en 10:44 am - Responder

    Para mi es inevitable superar el hecho de que los viejos tiempos nunca volverán, cada vez que paso por una calle recuerdo todo lo vivido y sentido antaño, es bonito y forma gran parte de mi, el problema es que no sé si quiero cambiar este aspecto, buen artículo 😉

Deje su comentario

CERRAR

¿Necesitas superar tu ruptura

de una vez?

 

POR LA AUTORA DE ESTE BLOG

EXPERTA EN TERAPIA PAREJA

  • Aprender a manejar la tristeza y la culpa
  • Entender la etapa del duelo que atraviesas
    • Utilizar tu pensamiento en positivo
      • Volver a encontrar sentido a tus días
      • Decir adiós a tu ex y poder empezar una vida nueva
A %d blogueros les gusta esto: