5 razones para levantarte 30 minutos antes

Los beneficios de levantarse temprano a tu alcance

Sí, lo sé, soy una osada con semejante título. Estarás pensando “pues ya pueden ser buenas para arrancarme de la cama con lo a gustito que está uno ahí”.

Bueno, realmente la propuesta no es que duermas menos. En realidad me gustaría que tuvieras un sueño reparador y tranquilo, sin reducir el número de horas, que en términos de salud podrían ser las 7 u 8 recomendables. Así que prueba a acostarte un poco antes.

Despiértate media hora antes de lo que estás acostumbrado para que tengas un poco más de margen para construir un día con una base sólida, en el que el primer peldaño sea por y para ti exclusivamente.

Entre los lectores del Blog de Tupsicologia.com, me consta que hay mujeres y hombres que por las mañanas no se levantan, más bien se dejan caer de la cama, como si les hubiese pasado por encima un camión, y a duras penas consiguen llegar al baño entre quejas y bostezos.

También están los que no tienen despertador, más bien tienen instalado en su cerebro una llamada de emergencia mañanera que les hace abrir los ojos alarmados para ejecutar, como autómatas, las rutinas diarias, sin sentir ni tomar conciencia de nada.

Para todos, para los que odian madrugar,

para los que se definen así mismos como “nocturnos”,

para los que necesitan dormir poco y para los que necesitan dormir mucho,

para los que tienen mal despertar y para los que hasta las 12 de la mañana no son personas,

En definitiva, para todos, porque no hay nadie que no pueda beneficiarse de ganarle 30 minutos al día para empezar como todos nos merecemos.

No necesitas cambiar tus horarios bruscamente, ni tus costumbres más arraigadas, basta con que tengas la disposición de dar un INICIO diferente a tus días y aprovecharte de ello durante el resto de tu vida.

¿Por qué? ¿Por qué abrir los ojos esos minutos antes? Razones:

#1. Desayunar como un Rey

Es una pena tener que esperar al fin de semana o a días especiales para poder hacer una de las cosas que resultan más gratificantes al empezar la jornada: desayunar saludablemente.

Las excusas de “uy , no tengo tiempo,” o “recién levantado no me entra nada en el estómago” podrían acabarse, si te concedieras ese extra de 30 minutos mañaneros para prepararte un buen desayuno que, por otra parte ya habrás oído, es la comida más importante del día.

Después de la noche y un periodo sin comer que oscila entre 6 y 10 horas los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre son muy bajos. Tu cerebro y tus músculos necesitan energía que toman de la glucosa. Si desayunas mal o nada, ya sales en desventaja en la carrera que te espera por delante.

Levántate antes y reserva unos minutos a disfrutar de lo que desayunas, a enterarte de los sabores, a ponérselo fácil a tu cerebro dándole las dosis de glucosa que necesita para poder concentrarse y rendir al máximo.

El día se te hará menos cuesta arriba, si desayunas como un Rey. Puedes variar tu desayuno cada mañana, despídete ya de ese triste café solo. Hay muchas opciones según tus gustos, pero procura que estén presentes: cereales, leche (o productos lácteos) y fruta (o verdura fresca)

#2. Comenzar limpio de mente

No hay nada peor que abrir los ojos y que los primeros pensamientos del día sean preocupaciones o un autodiálogo lleno de quejas deprimentes. Es algo que puedes estar haciendo de manera automática , sin ser muy consciente, pero que te predispone a mantener una actitud negativa y pesimista a lo largo del día.

¿Por qué no intentas hacer algo diferente en esos primeros minutos? Aquí van algunas opciones:

Ejercicio de agradecimiento.

Siéntete afortunado, sé consciente de las personas que están en tu vida y que te aportan emociones positivas. Deja que pasen por tu mente sus caras y dales las gracias.

A continuación, sigue repasando mentalmente las distintas parcelas de tu vida, poniendo el foco en lo que tienes y eres, en lo que ya está en ti, y siéntete agradecido.

Respiración diafragmática.

Benefíciate de la práctica de hacer una respiración lenta y profunda desplazando el aire hasta la cavidad abdominal.

 Mientras inspiras, puedes ir visualizando el recorrido del aire por tu cuerpo, y al expirar puedes repetirte mentalmente alguna palabra que asocies a relajación como calma, paz, tranquilidad, etc.

#3. Despegar sin prisas.

Si hicieras un repaso consciente de los pequeños ladrones de tiempo que te invaden, sin apenas darte cuenta, te sorprenderías de cuántas horas se te van en el móvil, los emails, programas de televisión que realmente no te aportan mucho, incluso conversaciones tóxicas que no te llevan a ningún lado.

Haz el recuento y comprobarás cómo exceden los 30 minutos diarios, justo los que necesitas para poder ponerte en marcha sin prisas.

¿Conoces esa sensación de ir haciendo dos o tres cosas a la vez, y aun así llegar tarde a los sitios? ¿Conoces esa sensación de comenzar atropelladamente la jornada? ¿Te gustaría poder levantarte y concentrarte sólo en una acción?

#4. Ejercicio matutino: cuerpo a punto.

Contando con unos minutos de más por la mañana puedes hacer algo de ejercicio en casa como estiramientos, abdominales, bicicleta, andador, etc.

Otra opción es bajarte antes de parada si vas en transporte público. O aparcar el coche un poco más lejos para que puedas hacer algo más de actividad física, evitando así el sedentarismo que te espera después al permanecer sentado durante horas en tu trabajo.

Es una buena forma de eliminar toxinas y empezar con mucha más fuerza tu jornada.

#5. Diseñar el esquema del día.

Como los rayos de luz que se cuelan a través de la persiana, igual de inevitables parecen ciertos pensamientos inquietantes matutinos. Bueno, pues como dice el dicho, más que preocuparse lo que hay que hacer es ocuparse.

En este sentido, dedicar apenas unos minutos a hacer un pequeño borrador de las tareas que se presentan puede ser muy efectivo, plasmando: tareas, recursos con los que cuentas para llevarlas a cabo y tiempo aproximado que estimas que te van a llevar.

Una vez que lo escribas, eso sí, se acabó el seguir dándole vueltas de manera improductiva. Es importante no estar constantemente narrándote el día de manera anticipatoria, e intentar estar más presente en el aquí y el ahora.

¿Te apuntas al reto de levantarte 30 minutos antes?

¿En qué emplearías esa media hora extra?

Photo Credit: Guilherme Tavares

Me gusta:

Por | 2017-07-08T15:33:44+00:00 noviembre 24th, 2015|Desarrollo personal|3 Comentarios

Share This Story, Choose Your Platform!

About the autor:

Licenciada en Psicología por la UAM, Col. Nº M-16099. Experto en Psicoterapia Breve. Máster en Sexología y amplia experiencia como psicóloga y formadora en el área de la psicología de la salud y la educación. Fundadora de Tupsicologia.com, asesoramiento psicológico presencial y on line, un apoyo profesional y cercano

3 Comentarios

  1. zicatrix_156_5@HOTMAIL.COM'
    yael 1 febrero, 2016 en 5:32 am - Responder

    hola que tal? me parecio muy interesante, ya que ultimamente a mi me cuesta levantarme temprano, siempre me digo mañana me levanto temprano y salgo a correr pero a las finales me levanto para tomar un desayuno de volada e irme a estudiar.

  2. zicatrix_156_5@HOTMAIL.COM'
    yael 1 febrero, 2016 en 5:33 am - Responder

    pdt: APLICARE LOS 5 CONSEJOS.

    • Patricia Córdoba 11 febrero, 2016 en 11:50 pm - Responder

      Hola Yael, Gracias por tu comentario. Cuando se te resistan las sábanas (beneficio a corto plazo) intenta visualizar las ventajas de cómo te vas asentir luego mientras sales a correr y después de haber hecho ejercicio. Intenta sentir la sensación de después (visualizar el beneficio a medio plazo). ¡Animo!

Deje su comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Legalidad: Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados por Patricia Córdoba Álvarez. Uso de los Datos: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. Consentimiento: La legitimación se realiza a través de tu consentimiento expreso.  En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de rectificación, oposición y/o eliminación de tus datos, enviando un email a consulta@tupsicologia.com

CERRAR

¿Necesitas superar tu ruptura

de una vez?

 

POR LA AUTORA DE ESTE BLOG

EXPERTA EN TERAPIA PAREJA

  • Aprender a manejar la tristeza y la culpa
  • Entender la etapa del duelo que atraviesas
    • Utilizar tu pensamiento en positivo
      • Volver a encontrar sentido a tus días
      • Decir adiós a tu ex y poder empezar una vida nueva
A %d blogueros les gusta esto: