Depresión en Navidad: qué hacer para afrontarla

Qué hacer con la tristeza Navideña o nostalgia de temporada.

Navidad, Navidad, ¿dulce o agridulce Navidad? Pues fundamentalmente depende de cómo te lo plantees, de tus experiencias pasadas y del momento que estés atravesando ahora.

En estos días es fácil sentirse nostálgico, ¿no te lo has notado? Sales a la calle y ya están las lucecitas que te recuerdan a cuando eras pequeño y contabas los días que quedaban para que viniera Papa Noel.

Además, aunque no te quieras dar por aludido, ya se encargan los comercios de recordártelo, es como si los escaparates te sonrieran.
Hay otra cara más gris de estas fechas, que a veces no se muestra tanto, o se vive más en la intimidad, pero que está ahí: la tristeza navideña.

La distancia suele ser la causa más frecuente de depresión en las Navidades, fechas que te recuerdan más claramente todo lo que está lejos:

#1. La distancia geográfica. Cuando vives lejos de tu familia y no puedes volver en estos días a tu país o ciudad de origen, es normal que te sientas extraño y les eches de menos más que nunca.
#2. La distancia emocional. Si este año has sufrido la pérdida de un ser querido, una ruptura de pareja o uno de tus hijos se ha ido de casa, etc., también notarás el gris en esta época.
#3. La distancia en el tiempo también puedes sentirla al volver a recordar la alegría y magia de tu niñez en fechas navideñas.

A todo esto se suma el peso de la publicidad que trata de vender por todas partes la idea de una felicidad que no tiene nada que ver con la realidad que viven muchas familias con problemas, ya sean económicos, personales, etc.
Hay quienes recuerdan mucho más las carencias simplemente por el contraste entre lo que les dicen que deberían tener en estas fechas y lo que verdaderamente tienen.

¿Te sientes identificado con alguna de estas distancias?

Una postura que tal vez adoptes para evitar los sentimientos melancólicos de Navidad es la huida:

  • Literal: viajes a países exóticos
  • Figurada: evitando participar en los ritos y costumbres típicas.

Otra defensa que quizá utilices sea disfrazar o minimizar la tristeza con las reuniones de amigos y las compras compulsivas, pues liberas adrenalina y serotonina, elevas el ánimo y restas tiempo para pensar.

Pero ¡cuidado!, esto también puede resultar estresante al tener que aceptar ciertas invitaciones o perjudicar tu bolsillo. Son fórmulas que pueden funcionar en ocasiones, aunque no dejan de ser soluciones parciales.

¿Quieres conocer algunas ideas para afrontar todo esto de la manera más positiva?

#1. Homenaje con alegría.

  • Si has perdido a alguien querido en los meses o años anteriores, es recomendable que le recuerdes de manera agradable, rememorando con alegría anécdotas positivas de quien amaste.
  • ¿Recuerdas lo que aportaba en estas fiestas? No tengas miedo a nombrarle, no ocultes tus sentimientos de nostalgia.
  • Reunirte con amistades o familiares y disfrutar de su compañía, no implica traicionar la memoria de alguien que ya no está, es seguir valorando lo bueno de la gente y de la vida.

#2. Foco en lo que tienes versus lo que te falta.

  • Si eres emigrante o expatriado y no puedes volver por Navidad a tu país, es normal que añores, pero es más beneficioso aprovechar lo que te brinda tu nueva ciudad y focalizar en el vaso medio lleno (lo que estás consiguiendo aquí), que no centrarse en lo que no puedes tener
  • Piensa en lo que te llega de todos aquellos a los que echas de menos: una carta, una videollamada, un regalo, etc. son puentes que os unen.

#3. Expectativas realistas.

  • Es importante no crearte falsas expectativas con respecto a esas Navidades de anuncio, intenta tener planteamientos realistas.
  • Puedes frustrarte mucho si piensas que en esta época desaparecerán todas las “rencillas”.  Lo más saludable es renunciar a ser la familia perfecta, aceptar que puedes tener diferencias y desacuerdos con algunos familiares, y sin embargo, compartir con ellos una cena especial.
  • No caigas en la trampa de compararte con lo que te venden, ten en cuenta que cada uno da un significado propio a la Navidad, ni mejor ni peor, simplemente distinto.

#4. Acepta cierta nostalgia como algo normal.

En este periodo, todos sentimos cierta melancolía, emoción absolutamente normal, de la que no tienes que huir.
Eso sí, vigila que esa tristeza no tome las dimensiones de un estado depresivo: insomnio, desánimo, pérdida de motivación, energía, deseos de llorar, de aislarse, etc.

#5. Elige con quién quieres compartir estas fiestas.

  • No te sientas forzado a participar de todos y cada uno de los rituales navideños que te ofrece el mercado y la sociedad.
  • Siéntete libre de poder escoger de quién te rodeas y cuánto quieres relacionarte en esta época, pero no te aísles del todo con la excusa de que “no te gustan estas fechas”.
  • Así que ya sabes, no tiene sentido que te escondas bajo una manta estas semanas, o reniegues de los famosos villancicos.  Sal a la calle o quédate en casa, pero haz de estas fechas lo que tú quieres que sea, sin temor a sentir cierta tristeza blanca, que estaría dentro de lo normal.

Ahora bien, si notas que te vence la negatividad, que se te hace cuesta arriba el tintineo navideño, y que tu malestar es algo más que una nostalgia de temporada, entonces consulta a un psicólogo, porque tal vez estés iniciando o atravesando una depresión.

Mientras, ¡FELIZ NAVIDAD!, aunque cualquier época del año es buena para valorar las cosas positivas que nos rodean, ¿no crees?

¿Depresión navideña en tu casa?

¿Cómo es tu estado de ánimo en estas fechas?

Por | 2017-07-08T15:33:52+00:00 diciembre 23rd, 2014|Psicología|Sin comentarios

About the autor:

Licenciada en Psicología por la UAM, Col. Nº M-16099. Experto en Psicoterapia Breve. Máster en Sexología y amplia experiencia como psicóloga y formadora en el área de la psicología de la salud y la educación. Fundadora de Tupsicologia.com, asesoramiento psicológico presencial y on line, un apoyo profesional y cercano

Deje su comentario

CERRAR

¿Necesitas superar tu ruptura

de una vez?

 

POR LA AUTORA DE ESTE BLOG

EXPERTA EN TERAPIA PAREJA

  • Aprender a manejar la tristeza y la culpa
  • Entender la etapa del duelo que atraviesas
    • Utilizar tu pensamiento en positivo
      • Volver a encontrar sentido a tus días
      • Decir adiós a tu ex y poder empezar una vida nueva
A %d blogueros les gusta esto: