LO que no es un psicólogo : un gurú, un policía o un padre.

Como ya apuntábamos en un artículo anterior, aún es frecuente confundir el rol del psicólogo con el de otras figuras. Por eso, es importante clarificar las funciones que le competen con el ánimo de no crear confusión sobre lo que podemos esperar de un asesoramiento psicológico.

  • El psicólogo no es un guía espiritual ni un gurú.

Si tienes fuertes convicciones religiosas, puedes buscar en la psicoterapia, erróneamente, un consejo que conteste a preguntas tales como

 “¿estoy haciendo lo correcto?,

¿es ético lo que pienso?,

¿voy en contra de Dios o mi religión con mi actuación?”.

Por supuesto que la consulta de psicología es un lugar donde tienen cabida todos los pensamientos y emociones que estés experimentando; y claro que las inquietudes espirituales son relevantes, porque forman parte de tu psique. Sin embargo, la base de la que parten las orientaciones del psicólogo es la Psicología como ciencia de la salud mental, no una ideología religiosa o cultural concreta, pues en el ejercicio de su profesión no representa a ninguna en particular.

Sirva de aclaración el artículo 9 del Código Deontológico del Colegio Oficial de Psicólogos“El/la Psicólogo/a respetará los criterios morales y religiosos de sus clientes, sin que ello impida su cuestionamiento cuando sea necesario en el curso de la intervención”

  • El psicólogo no es un policía ni pasa el detector de mentiras para averiguar la verdad en su consulta.

Este profesional está especialmente interesado en cómo interpretas la realidad (tus creencias, valores, pensamientos), sin intentar imponer una verdad absoluta y universal como dogma. No pierde de vista el hecho de que el mapa que se dibuja cada uno no es el territorio, sino una interpretación de éste, y con ello trabaja.

No obstante, el psicólogo cuenta con herramientas para detectar incongruencias o indicadores conductuales de la mentira (expresiones faciales, lenguaje corporal, elección de palabras, tiempo de respuesta, sintomatología fisiológica, etc.) y cuando los halla te lo señala apara que puedas avanzar en tu proceso terapéutico.

  • El psicólogo ni es un padre ni se mostrará paternalista.

En determinadas corrientes psicoterapéuticas, como el psicodrama, se pueden escenificar en la terapia algunos vínculos relevantes como el parternofilial para re-etiquetar los significados que le da el paciente a lo vivido, en aras de reconstruir su propia historia de una manera más positiva y sana.

Además, puede emplearse como técnica el role-playing o intercambio de papeles, donde psicólogo y paciente se expresan desde diferentes roles (padre, madre, hijo, pareja, etc.). Ahora bien, esto es completamente diferente del paternalismo. 

El respeto a la dignidad de la persona pide al psicólogo un comportamiento no paternal, en el que prime el consentimiento informado, la voluntad y la libertad en la toma de decisiones del paciente.

A continuación un vídeo del psicólogo Álvaro Saval que me ha llamado la atención no sólo por su originalidad, sino por la claridad con que desmitifica la figura del psicólogo:

 

¿Has ido alguna vez al psicólogo?

¿Crees que un psicólogo podría ayudarte?

Photo Credit: Esparta Palma