Anorexia Tips para cuando verte gorda es lo único que ves

La anorexia nerviosa es un trastorno de la alimentación en el que dejas de comer por miedo a engordar, pero detrás subyace un sufrimiento continuo que no sólo se manifiesta a la hora de las comidas. Tienes un concepto de ti mismo muy distorsionado, ni te gustas ni te aceptas tal cual eres.

Has aprendido a asociar delgadez con perfección y felicidad; por ello, procuras limitar la cantidad de alimentos que ingieres al mínimo posible. Cuando la enfermedad ya está avanzada se produce una alteración severa de la imagen corporal: te ves gorda aunque no sea así y los hechos objetivos (peso, medidas, talla de la ropa) puedan contradecir tu percepción.

Anorexia-me-veo-gordaAlgunos rasgos comunes a todos los que sufrís este desorden alimenticio son: intentar mantener el control sobre la cantidad de comida que tomas,

  • los grandes periodos de ayuno
  • el recuento obsesivo del contenido calórico de los alimentos
  • el ejercicio compulsivo
  • la purgación sistemática después de las comidas

Una persona anoréxica no es alguien que simplemente está a dieta, ¡cuidado con esta idea errónea que quieren difundir por las redes sociales algunos grupos tóxicos que hacen apología de esta enfermedad!

A diferencia de lo que ocurre en las dietas normales, que finalizan cuando el peso deseado es alcanzado, en la anorexia el régimen alimenticio prosigue, llevando el peso a límites muy inferiores a los correspondientes a su edad, altura o complexión, con consecuencias como:

  • úlcera de estómago y esófago
  • riesgo de paro cardiaco por falta de potasio
  • alopecia
  • amenorrea
  • déficit en el rendimiento intelectual y físico, etc.

No podemos hablar de una única causa o causas específicas que desarrollen el trastorno, pero sí de factores influyentes:

  • culturales: una moda contra natura que para triunfar exige una delgadez caracterizada por un cuerpo asexual, rectilíneo, más propio de un cuerpo de niña que de mujer.
  • familiares: madres sobreprotectoras, padres y hermanos muy críticos, familiares obesos o convivir con personas que le dan mucha importancia al peso y a la apariencia física.
  • vulnerabilidad personalbaja autoestima, falta de seguridad, perfeccionismo,  autoexigencias desmedidas, excesiva necesidad de aprobación, sentimientos de falta de control sobre los acontecimientos,  dificultad para relacionarte con los demás, etc.

¿Hay tratamiento para ti?

El éxito de la terapia para los desórdenes de la alimentación depende de muchos factores, entre ellos: un mínimo de reconocimiento, el deseo de cambio, la edad de inicio, la duración, etc. Es importante recordar que no hay una cura milagrosa para este problema, pues implica que los pacientes luchen durante la mayor parte de sus vidas.

Pero un buen programa de psicoterapia puede ayudarte a reforzar la autoestima, eliminar la percepción errónea de tu cuerpo, cuestionarte ideas irracionales sobre el comer, la fobia a engordar, cómo enfrentarte a tus miedos sin incurrir en conductas autodestructivas, participación sana de la familia, etc.

Es responsabilidad de todos saber que es mucho más que verse gordo, es una enfermedad que se oculta y “se alimenta de no alimentarse”, pero afortunadamente tiene tratamiento.

Te dejo con un vídeo “Diario de una anoréxica” en el que se puede ver las limitaciones y miedos con los que conviven las 24 horas debido a esta enfermedad:

¿Conoces a alguien con anorexia?

¿Te reconoces en algunos de los síntomas mencionados?

Photo Credit: Nicky Dobrin