Historia del padre, el hijo y el burro

Inicio/Cuentos y frases célebres/Historia del padre, el hijo y el burro

Historia del padre, el hijo y el burro

 Cuentos para pensar sobre la necesidad de aprobación

¿Cuántas veces condicionas tus acciones a lo que piensan los demás? El miedo al qué dirán y el temor a ser criticado o censurado por los otros, puede volverse  en tu contra, y hacer que vivas coaccionado permanentemente por lo que esperan de ti. Esta historia ilustra claramente cómo una excesiva necesidad de aprobación social puede pasar factura.

Un padre acompañado de su hijo de corta edad y su burro tenían que cruzar semanalmente la plaza principal de un pueblo para dirigirse a realizar unos trabajos en una aldea un tanto distante. Un buen día, el niño iba montado en el burro y el padre caminando cerca del mismo, cuando pasaron por la plaza del pueblo, un tanto concurrida de vecinos, – como era habitual -, que miraban con curiosidad la escena que se presentaba ante sus ojos.

Una vez rebasada la plaza principal, los vecinos comenzaron a criticar ácidamente: «¿Será posible? ¡El niño, fuerte y robusto sobre el burro, y el pobre padre mayor y achacoso caminando! ¡Qué poca vergüenza!”

 Habiendo llegado estos comentarios a oídos de este hombre, la siguiente semana, fue él mismo el que montó sobre el burro, y el niño fue caminando, azuzando al animal. Los vecinos del pueblo al ver esto, arremetieron con sus críticas hacia el padre: «¡Qué poca vergüenza! ¡El pobre crío caminando y él tan contento sobre el burro! ¡Qué padre más despiadado!”

 Con el fin de no recibir tantas críticas, a la semana siguiente, pasaron delante de los vecinos del pueblo, tanto el padre como el hijo montados en el burro; al ver esto, aquellos que estaban sentados en la plaza mostraron abiertamente sus críticas: «Cómo es posible que tengan tan poca consideración por el animal. ¡Los dos, sentados tranquilamente y el pobre animal, derrengado, llevándolos sobre su lomo!»

 Al pasar el tiempo, y tener una vez más que pasar por el pueblo, y evitar de una vez por todas, todo tipo de crítica, el padre y el hijo entraron caminando, llevando al burro atado con una cuerda. Al ver esto, los vecinos del pueblo, no pudieron dejar de exclamar:

«¡Serán estúpidos!, para qué quieren el burro, los dos caminando y el burro moviéndose a sus anchas; ¡qué poco cerebro tienen!»

Espero que, al final, padre e hijo, tomaran conciencia de la dificultad de agradar a todo el mundo, por no decir, la imposibilidad. Hagas lo que hagas, siempre habrá alguien a quien le parezca mal o inadecuado tu comportamiento, puesto que cada uno tiene una forma de percibir la realidad en función de sus creencias, valores y circunstancias.

Luego, renuncia a encajar constantemente con los esquemas del resto, y toma tus propias decisiones desde la libertad y el pleno convencimiento de que son tan válidas como cualquier otra.

Detrás de una alta necesidad de aprobación, se esconde una baja autoestima.

Si quieres profundizar más sobre cómo mejorar tu autoestima, puedes hacerlo en nuestros cursos on line.

A continuación, un vídeo de Canarias Ahora Radio donde se aborda cómo liberarse de la necesidad de aprobación de los demás desde el enfoque de la Psicología Humanista que propone el Dr Wayne Dyer en su famoso libro «Tus zonas erróneas»

Déjanos tu propia moraleja de esta historia

¿Qué conclusiones sacas de este relato?

Photo Credit: peanutian

Por | 2017-07-08T15:33:58+00:00 agosto 3rd, 2014|Cuentos y frases célebres|1 comentario

About the autor:

Licenciada en Psicología por la UAM, Col. Nº M-16099. Experto en Psicoterapia Breve. Máster en Sexología y amplia experiencia como psicóloga y formadora en el área de la psicología de la salud y la educación. Fundadora de Tupsicologia.com, asesoramiento psicológico presencial y on line, un apoyo profesional y cercano

Un comentario

  1. rosemaryarguetao@yahoo.com'
    Rose en - Responder

    Es verdad, nunca se podrá quedar bien con todos. Hay que aprender a ignorar los comentarios. Vivir y ser feliz a nuestra manera.

Deje su comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Legalidad: Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados por Patricia Córdoba Álvarez. Uso de los Datos: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. Consentimiento: La legitimación se realiza a través de tu consentimiento expreso.  En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de rectificación, oposición y/o eliminación de tus datos, enviando un email a consulta@tupsicologia.com

¿Necesitas superar tu ruptura

de una vez?

 

POR LA AUTORA DE ESTE BLOG

EXPERTA EN TERAPIA PAREJA

  • Aprender a manejar la tristeza y la culpa
  • Entender la etapa del duelo que atraviesas
    • Utilizar tu pensamiento en positivo
      • Volver a encontrar sentido a tus días
      • Decir adiós a tu ex y poder empezar una vida nueva