Terapia de pareja: cuándo es necesario ir

La relación de pareja es una fuente importante de gratificación cuando prevalece el intercambio positivo. En cambio, cuando éste desaparece, o queda en un lugar secundario, puede convertirse en un pozo de estrés que afecte a tu trabajo, a tu estado de ánimo, a tu sueño y a tu apetito.

El vínculo de pareja te eleva al cielo cuando fluye y es sano; y te precipita a la caída cuando es tóxico o se deteriora.

La salud de la pareja, como la individual, no es algo que permanezca intacto,

sino que tiene que revisarse, cuidarse y a veces desintoxicarse.

Si estás leyendo esto, quizá te encuentres atravesando un periodo de crisis conyugal, o has pensando en tirar la toalla últimamente, o tal vez sientas que estar en pareja se ha transformado en algo monótono, tedioso y conflictivo.

¿Es normal tener problemas en la pareja?

Claro, por supuesto que sí. Ninguna pareja está exenta de encontrarse con obstáculos, desacuerdos, temporadas de frecuentes desencuentros y discusiones improductivas.

Esto es normal e inevitable, sin embargo merece la pena detenerse a hacer un pequeño autoanálisis periódico de la relación, especialmente si lo negativo empieza a superar en intensidad y frecuencia a lo positivo.

[Tweet ¿Te imaginas cómo sería tu vida si tu relación de pareja funcionase.»]

Algunas de las principales señales de alarma son:

  • Se han suprimido las manifestaciones afectivas específicas de una pareja: expresiones amorosas, besos, abrazos, etc.
  • Podéis estar días o semanas sin dirigiros la palabra o compartir pensamientos o sentimientos
  • Cualquier intento de comunicación se convierte en una discusión con reproches, agresividad y faltas de respeto.
  • Uno de los dos, o los dos, pensáis con asiduidad en la ruptura, y además tras expresarlo sentís alivio.

Si tu relación coincide con alguno/s de estos puntos, no subestimes la importancia de actuar cuanto antes, porque vuestro vínculo está haciendo aguas.

Sin embargo, no hace falta  llegar a este extremo para beneficiarse de una terapia de pareja. De la misma manera que haces tus revisiones y auditorias en otras áreas de tu vida, tu relación puede estar necesitando un asesoramiento, si te encuentras en algunas de estas situaciones:

#Pérdida de confianza.

Se ha perdido la complicidad, confianza y la seguridad en la pareja, consecuencia de mentiras, infidelidades, decepciones o frustración de expectativas, etc.

Esto hace que la convivencia se haga insostenible, viéndose invadida de interrogatorios, conductas posesivas, celos patológicos, comportamientos de hipervigilancia. Todo está puesto en entredicho, y los miembros de la pareja están en permanente tensión o estado de alerta, como si en cualquier momento pudiera producirse de nuevo una traición o decepción.

#Comunicación agresiva.

Los reproches son la tónica habitual, siempre hay algo que el otro está haciendo mal o que puede hacer mejor. Se deposita en la pareja la responsabilidad de satisfacer unas determinas necesidades, y de no ser así, aparece la ira, el rencor, la frustración y el rechazo.

La ironía, las indirectas, el sarcasmo y las descalificaciones son propias de este tipo de comunicación que convierte en tóxica la relación.

Si no se aprende a gestionar la ira y a realizar peticiones asertivas, los desacuerdos se vuelven intolerables, y la pareja acaba viviendo eternamente a la defensiva

#Ausencia de habilidades de negociación.

Una vez que se ha pasado la fase de enamoramiento, y se empiezan a manifestar las discrepancias de manera abierta y explícita, la pareja se enfrenta al reto de buscar acuerdos con respecto al reparto de las tareas domésticas, la educación de los niños, el tiempo necesario destinado a la pareja u otras aficiones individuales, etc.

Si no se cuentan con los recursos necesarios para llegar a un punto de encuentro satisfactorio para ambos, se puede llegar a adoptar una postura sumisa que conduzca a estados depresivos o de ansiedad.

#Insatisfacción sexual.

No es algo que aparezca de forma abrupta, se va instalando poco a poco hasta que hace mella en el vínculo. La queja no siempre es expresada al compañer@, lo cual dificulta mucho más el poder solventar el problema.

La rutina sexual es una de las principales causas de desarmonía. Instalarse en la zona cómoda y conocida, minimizar los juegos preliminares y sensuales, aparcar la intimidad con la llegada de los hijos, etc. no deja indemne a la relación

Entonces, ¿por dónde empiezo?

Si ya has llegado a darte cuenta de que tu relación va mal, y no quieres hacer la técnica del avestruz esquivando el problema, ha llegado el momento de dar el paso hacia la recuperación de tu pareja

#1. Asume que ambos sois responsables del problema.

Si todo el peso de vuestras desavenencias lo pones sobre tu pareja, es poco probable que una terapia de pareja sea efectiva, porque tenderás a esperar a que sea la otra parte la que cambie; en lugar de enfocarlo como un trabajo conjunto en el que los dos tendríais que implicaros en igual porcentaje.

#2. Proponle a tu pareja dejaros ayudar por un profesional.

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo» Albert Einstein

Después de haberlo intentado tantas veces y entrar en el mismo bucle, ¿por qué no concederse la oportunidad de introducir una variable nueva en la ecuación?

La ayuda de un profesional que os pueda brindar un espacio de escucha activa, que os sirva de puente, de traductor de códigos emocionales, de asesor en pautas terapéuticas de comunicación y negociación, etc. puede ser una buena forma de hacer algo diferente para lograr algo distinto.

Si llevas tiempo pensando en acudir a una terapia de pareja, o te gustaría saber en qué consiste más ampliamente, pregúntame sin compromiso. Contacta.

¿Crees que necesitas acudir a terapia de pareja?

¿Podría ser la terapia de pareja una buena solución a vuestro problema?

Por | 2017-08-08T17:00:01+00:00 septiembre 20th, 2016|Pareja|1 comentario

About the autor:

Licenciada en Psicología por la UAM, Col. Nº M-16099. Experto en Psicoterapia Breve. Máster en Sexología y amplia experiencia como psicóloga y formadora en el área de la psicología de la salud y la educación. Fundadora de Tupsicologia.com, asesoramiento psicológico presencial y on line, un apoyo profesional y cercano

Un comentario

  1. psicomadrid@yahoo.com'

    Las parejas tardan en decidirse, hay muchos temores entorno a la terapia de pareja, una pena porque puede salvar relaciones a tiempo o bien lograr terminarlas en buen término.

Deje su comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Legalidad: Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados por Patricia Córdoba Álvarez. Uso de los Datos: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. Consentimiento: La legitimación se realiza a través de tu consentimiento expreso.  En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de rectificación, oposición y/o eliminación de tus datos, enviando un email a consulta@tupsicologia.com

¿Necesitas superar tu ruptura

de una vez?

 

POR LA AUTORA DE ESTE BLOG

EXPERTA EN TERAPIA PAREJA

  • Aprender a manejar la tristeza y la culpa
  • Entender la etapa del duelo que atraviesas
    • Utilizar tu pensamiento en positivo
      • Volver a encontrar sentido a tus días
      • Decir adiós a tu ex y poder empezar una vida nueva