5 razones para respetar a tu pareja

Si te paras a reflexionar, parece extraño pensar que, en un momento dado, o incluso en reiteradas ocasiones, pueda estar faltándote al respeto alguien que dice amarte, ¿verdad?

Igualmente, parece incoherente mostrarte irrepestuoso con alguien a quien amas o quieres, ¿no?

¿Cuál es la herramienta tóxica preferente con la que nos herimos cuando estamos en pareja?

Habrás observado que, sin lugar a dudas, gana por goleada la falta de respeto. Es la estrategia más eficaz como arma de destrucción en los vínculos. Provoca unos daños que dejan huella durante meses y años, y tardan en restituirse (o no lo hacen nunca).

En terapia siempre recomiendo a las parejas que den importancia a este tema, porque cuando se instala en el vínculo, puede ser el inicio del fin.

Les hago hincapié en que no dejen pasar mucho tiempo en revertir el daño del huracán de las faltas de respeto, pues arrasa con la confianza, la complicidad y la empatía a su paso.

Es decir, cuanto antes repares en tu pareja los efectos tóxicos que dejan las faltas de respeto, mejor que mejor.

Para ello, es importante que tu pareja y tú seáis muy conscientes de lo que ganáis y perdéis si hacéis uso, o no, de esta herramienta. Veamos por qué:

#1. Si me faltas al respeto, dejo de escucharte

Por muy afines que seáis en cuanto a gustos o a valores, es imposible que esteis de acuerdo en todo, por lo que habrá ocasiones en las que tengáis que encontrar un punto de equilibrio entre las necesidades de uno y otro.

En ese caso, ten en cuenta que todas aquellas peticiones que edulcoréis con amenazas, descalificaciones o agresividad, serán rechazadas directamente por el cerebro del receptor.

“No voy a dedicar atención, ni esfuerzo a ninguna propuesta que carezca de respeto y consideración hacia lo que yo también necesito o pienso”

#2. Si me faltas al respeto, dejo de admirarte

Todo lo bueno que ves en en el otro, empieza a ser cuestionado cuando eres testigo de cómo utiliza esta estrategia descalificadora para evidenciarte o menospreciarte.

Quien discrepa contigo, puede seguir siendo alguien interesante para ti, alguien a quien tienes quieres seguir descubriendo, porque te sigue sorprendiendo, porque te aporta, porque te enseña, porque te hace cuestionarte los matices con los que tú ves la vida.

Quien te falta al respeto cuando tú discrepas, tira piedras contra su propio tejado, porque se convierte en alguien con poca fuerza en sus argumentos, alguien que ataca en lugar de exponer lo que piensa, alguien inseguro que deja de resultarte admirable y atractivo.

¿Te imaginas el efecto que esto genera en una relación de pareja a medio plazo?

#3. Si acepto tus faltas de respeto, lo convierto en un hábito de los dos

Aunque el respeto brille por su ausencia en vuestro hogar, y ambos hayáis aprendido a desensibilizarnos ante los intercambios de gritos, ultimátum y descalificaciones, cualquier momento es bueno para decir “¡basta ya!” a las actitudes irrespetuosas.

Cuando las recibes, y enmudeces sumisamente, estás reforzando el hecho de que vuelvan a reproducirse una y otra vez. Cuando las recibes, y reaccionas pagando con la misma moneda, estás sembrando el rencor y la agresividad, de modo que quedan instaurados como un hábito de la pareja.

Pregúntate si esas faltas de respeto, están empezando a parecerte algo normal; si están dándose con tanta frecuencia que comienzas a considerarlas justificadas o algo común a cualquier pareja.

Si es así, es que estáis automatizando esta conducta, y como bien puedes imaginar, para cambiar un comportamiento, antes hay que tomar conciencia, cuestionarse, autoobservarse, etc. y el piloto automático, te aleja de ello.

#4. Si acepto tus faltas de respeto, dejo de respetarme a mí mismo

Es uno de los derechos fundamentales del ser humano, protegerse a sí mismo y respetarse. Cuando eres plenamente consciente de que te están agrediendo, y aún así, sigues colocado en el rol de receptor o sparring, entonces empiezas a ser también responsable de lo que te llega.

¿Por qué seguir soportando en silencio una conversación donde tu pareja te insulta, grita o menosprecia? ¿Por qué iba a tener que asistir impasible tu pareja al espectáculo donde le faltas al respeto?

Tú no puedes evitar que no te insulten una primera vez, pero lo que sí puedes es aplazar la conversación y suspenderla temporalmente hasta que la otra parte te hable con el mismo respeto que tú le otorgas.

#5. Si nos faltamos al respeto, nuestra relación estará siempre en crisis

No hay parejas que no vivan alguna crisis a lo largo de su historia. Lo que diferencia a unas de otras, fundamentalmente, es el cómo se comunican en esta etapa crítica, en la que se tambalean los cimientos y se cuestiona el vínculo.

Cuando en estos conflictos o desencuentros, el intercambio de faltas de respeto es frecuente, la pareja se desgasta emocionalmente, se evita, y tiende a posponer la comunicación, de tan dolorosa e incisiva que es.

La motivación por seguir juntos es directamente proporcional al respeto con el que uno expone lo que le duele o disgusta del otro.

Finalizar una conversación tirando algún objeto, insultarse o descalificarse, usar continuamente el sarcasmo y la ironía con intención de dañar al otro o menospreciarle, mirar fija y desafiantemente, expresar gestualmente asco o aversión hacia la otra persona, invadir el espacio físico de la pareja para intimidarla, ridiculizar la postura del otro en términos de etiquetas peyorativas como “estás loco”, “eres una histérica”, “eres un payaso”, “eres patética”, y más…

La lista es interminable, pero una cosa es enumerarlo y otra vivirlo, ¿verdad?

Con cada una de estás conductas, el amor, ese que decís que aún os tenéis, se destruye a cada segundo, se debilita, se hace propenso a ese final que, sin respeto, parece inevitable

¿Quieres que te ayude a recuperar el respeto en tu pareja?

¿Eres consciente de la toxicidad que las faltas de respeto aportan en tu relación?

Si quieres adquirir herramientas para comunicarte con tu pareja desde el respeto, puedes trabajar conmigo aquí

Por | 2018-04-23T23:14:19+00:00 abril 17th, 2018|Pareja|Sin comentarios

About the autor:

Licenciada en Psicología por la UAM, Col. Nº M-16099. Experto en Psicoterapia Breve. Máster en Sexología y amplia experiencia como psicóloga y formadora en el área de la psicología de la salud y la educación. Fundadora de Tupsicologia.com, asesoramiento psicológico presencial y on line, un apoyo profesional y cercano

Deje su comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Legalidad: Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados por Patricia Córdoba Álvarez. Uso de los Datos: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. Consentimiento: La legitimación se realiza a través de tu consentimiento expreso.  En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de rectificación, oposición y/o eliminación de tus datos, enviando un email a consulta@tupsicologia.com

¿Necesitas superar tu ruptura

de una vez?

 

POR LA AUTORA DE ESTE BLOG

EXPERTA EN TERAPIA PAREJA

  • Aprender a manejar la tristeza y la culpa
  • Entender la etapa del duelo que atraviesas
    • Utilizar tu pensamiento en positivo
      • Volver a encontrar sentido a tus días
      • Decir adiós a tu ex y poder empezar una vida nueva