Ludopatía, ¿soy adicto al juego?

Estrenamos temporada y estrenamos sección en el Blog para hacerlo más plural y enriquecedor; por lo que, de aquí en adelante, contaremos con la colaboración de otros profesionales y Bloggers amigos como Autores invitados.

Le toca inaugurar a mi compañera Miriam Martín con un artículo que puede arrojar mucha luz a quienes están metidos en el túnel de la ludopatía. Es complicado reconocer si tienes un problema de juego; así que Miriam, psicóloga de Psicorumbo.com y colaboradora de ATEJ (Asociación terapéutica del juego) nos va a dar las claves, que ella maneja en su práctica clínica, para saber identificar cuándo el juego se convierte en una adicción.

Gracias Miriam,

ludópata-adicto-al-juego

En el artículo de hoy vamos a tratar un problema que cada vez se está haciendo más frecuente en la población: la ludopatía. Aunque de una manera u otra el problema de adicción al juego lleva bastante tiempo presente en nuestra sociedad, es ahora cuando está afectando a más personas debido al aumento de la publicidad y a la aparición de nuevas formas de jugar más accesibles y usuales, como pueden ser los casinos online o las apuestas por internet.

Antes, los juegos más problemáticos y adictivos eran las tragaperras, el bingo, la lotería, etc. Sin embargo, en esta generación, cada vez son menos las personas que recurren a esos juegos y más las que invierten en apuestas deportivas, póker online, etc.

La tasa de prevalencia de adicción a juegos de azar oscila entre un 2 y un 3 % de la población adulta, siendo mucho más elevada en jóvenes y adolescentes.

Un dato ciertamente preocupante y que va a en aumento. No obstante, no podemos considerar que el juego sea siempre una conducta patológica sino que, dependiendo del control que tenga la persona y el fin que se persiga jugando, podemos diferenciar 4 tipos de jugadores:

  • Jugador social: Es aquel que juega por puro entretenimiento en contextos sociales, controla su actividad y puede dejar de jugar cuando quiera sin que las apuestas interfieran en otros aspectos de su vida.
  • Jugador profesional: Es aquel para el que el juego es su forma de vida y su profesión. Generalmente solo juegan a juegos donde influye más la habilidad que el azar o donde es posible hacer trampas.
  • Jugador problema: Es aquel que juega habitualmente sin calcular el tiempo ni el dinero que gasta jugando, aunque los gastos no llegan a ser nunca exagerados. Este tipo de jugador tiene un riesgo elevado de convertirse en un jugador patológico.
  • Jugador patológico: Es aquel que ha experimentado una pérdida de control y no puede dejar de jugar por sí mismo. Dedica una cantidad de tiempo desmesurada al juego y apuesta grandes cantidades de dinero. También tiene pensamientos recurrentes sobre el juego y sobre las ganancias y las pérdidas que le ha acarreado, interfiriendo en gran manera en su vida cotidiana.

¿Cuándo el juego se convierte en una adicción?

La línea entre el juego controlado y el juego patológico es una línea muy fina que puedes cruzar en cualquier momento, sin apenas darte cuenta de lo que está pasando hasta que un día te explota en la cara.

Cuando tienes una adicción no siempre eres consciente de ello y, aunque tengas sospechas, más que fundamentadas, de que algo va mal y de que la situación se te está yendo de las manos, te cuesta enormemente pedir ayuda, ya que ello implicaría reconocer que tienes una adicción de la que no sabes salir por ti mismo. Reconocer esto es algo bastante desagradable, aunque necesario para retomar el control de tu vida.

Cualquier conducta pasa a convertirse en adicción cuando pasas de realizarla para obtener algo positivo a realizarla para quitarte algo negativo.

Por ejemplo: No tiene por qué ser necesariamente problemático ir a jugar de vez en cuando un cartón de bingo con amigos, apostar a la lotería en Navidad con la familia o echar de manera esporádica las vueltas del café en una máquina tragaperras. Sin embargo, sí debe ser signo de alerta si notas que al no jugar aparecen síntomas de malestar y necesitas jugar para dejar de sentirte mal (esto significa que empieza a aparecer el síndrome de abstinencia propio de una adicción)

¿Por qué los juegos de azar son tan adictivos?

Podemos fundamentar el poder adictivo de los juegos de azar basándonos en el concepto de refuerzo intermitente.

Pongamos un ejemplo:

Situación 1: Imagina que la máquina de cafés de tu oficina está estropeada y, de vez en cuando, si aprietas repetidas veces el botón de comprar funciona. Un día la maquina termina por romperse del todo y ya nunca sale el café, como la gente no lo sabe sigue dándole repetidas veces al botón de comprar.

Situación 2: La máquina de cafés de tu oficina funciona perfectamente, siempre que le das al botón de comprar sale un café, sin embargo un día se rompe y deja de funcionar. Los trabajadores no lo saben y continúan intentando sacar café.

¿Qué personas crees que dejarían de intentar sacar café antes, los de la situación 1 o los de la situación 2?

Está claro que continuarían intentándolo durante más tiempo los de la situación 1, ya que han aprendido que si aprietan repetidas veces el botón, de vez en cuando (no siempre) sale un café.

Exactamente lo mismo ocurre con el juego. Si nunca saliera el premio nadie apostaría, y si siempre saliera el premio y de repente dejara de salir la gente dejaría jugar. El problema está en que el premio sale de vez en cuando y además no hay nada que nos indique cuando va a salir, por lo que se crea una tensión que se mantiene constantemente mientras se juega hasta que por fin sale el premio (y aunque sea mucho mayor el dinero que has perdido anteriormente) se descarga toda esa tensión generando una sensación momentánea de alivio.

Está claro que los casinos y las tragaperras son un negocio, y no existirían si sus dueños no ganaran dinero con ellas.

El problema es que las sensaciones que sentimos mientras jugamos, toda la estimulación sensorial (lucecitas, música, etc..) y la tensión que se crea hacen que apostar a juegos de azar se convierta en una conducta altamente adictiva.

También hay que tener en cuenta las pérdidas económicas que puede ocasionar el juego. Cuando una persona pierde mucho dinero empieza a plantearse todas las maneras posibles de recuperarlo y una de ellas normalmente suele ser ¡Jugando! De esta manera la finalidad del juego puedo convertirse en reparar los daños causados por el propio juego, ocasionando normalmente mayor malestar del que había.

Indicios de que existe un problema de adicción al juego:

#1. El principal indicio de que existe un problema de adicción al juego es, tal y como he mencionado anteriormente, el hecho de que comienzas a jugar no por diversión, sino por el hecho de evitar sentirte mal.

#2. Aparecen distorsiones cognitivas que generan una falsa sensación de control en algo que es completamente azaroso. Veamos algunos ejemplos:

  • Crees que el resultado de un juego de azar depende más de la habilidad que del azar en sí.
  • Consideras la suerte personal como un factor predictivo del resultado del juego.
  • Predices los resultados futuros en función de las jugadas anteriores, de sensaciones, o de factores que en realidad no tienen ningún valor explicativo, etc.
  • Mides el éxito considerando sólo lo que se gana y no lo que se pierde
  • Supersticiones: llevas algún tipo determinado de ropa, de amuleto, coges las monedas de una determinada manera, etc.; pensando que de esa forma aumentan las posibilidades de ganar.

#3. La función de jugar comienza a ser recuperar el dinero perdido anteriormente jugando.

  • Empiezas a mentir y a tapar, de cara a los demás, la cantidad de horas que inviertes en el juego.
  • Gastas mucho más dinero del que inicialmente querías gastar, vas al banco a sacar más cuando el dinero se acaba o solo dejas de jugar cuando te has gastado todo el dinero que tenías encima.
  • Comienzas a utilizar el juego como estrategia de evasión cuando tienes un mal día, has tenido una discusión, recibes una mala noticia, etc.
  • Comienzas a tener ansiedad y pensamientos acerca del juego de manera constante.
  • El juego comienza a interferir en cualquier ámbito de tu vida privada, ya sea empleo, pareja, vida social, calidad de sueño, etc.

¿Qué hacer si se detecta alguno de estos indicios?

Si detectas que manifiestas algún indicio de que hay un problema de adicción al juego, lo primero que debes hacer es pedir ayuda y romper radicalmente con el juego.

Superar una adicción no es algo fácil, supone mucho esfuerzo y fuerza de voluntad, por lo que es importante que cuentes con fuentes de apoyo para los momentos más duros.

Sin embargo la ludopatía es un problema que se puede solucionar siempre y cuando se tenga voluntad y determinación para ello y se siga el camino correcto. Los tratamientos para la ludopatía están siendo exitosos en uno 80% de las personas, y cuando terminan el tratamiento han recuperado una vida completamente normal, se sienten fortalecidas por la experiencia y no sienten ningún deseo ni necesidad de volver a jugar.

A veces es necesario perderse para volver a encontrarse.

Si te sientes identificado en algún grado, déjate ayudar por un profesional. Contacta.

Espero que el artículo haya sido de tu interés, te animo a visitar mi blog Psicorumbo” y a suscribirte para recibir cada semana un artículo sobre psicología que pueda ayudarte a mejorar tu vida, además del ebook “10 pequeñas pautas para generar un gran cambio en tu vida” y un audio de relajación guiada

 

¿Crees que tienes un problema con el juego?

¿Conoces a alguien que pueda ser adicto al juego?Déjanos tu comentario.

Por | 2017-07-08T15:33:45+00:00 octubre 9th, 2015|Psicología|10 Comentarios

About the autor:

miriammartincanales@hotmail.es'
Me llamo Míriam Martín Canales, soy psicóloga clínica y apasionada del aprendizaje y del desarrollo humano. Creo firmemente en el poder para cambiar que tiene las personas y me gustaría ayudar al mayor número posible de personas a convertirse en la mejor versión de sí mismos. Te animo a visitar mi blog http://psicorumbo.com/

10 Comentarios

  1. miriammartincanales@hotmail.es'
    miriam 9 octubre, 2015 en 3:26 pm - Responder

    Gracias Patricia por darme la oportunidad de publicar en tu blog 🙂
    La ludopatía es un tema del que apenas se habla pero que sin embargo causa grandes estragos tanto a las personas que la sufren como a todo su entorno.
    Es importante comprender muy bien qué es y sobre todo poder detectar los primeros síntomas de que estamos cruzando la linea del peligro para buscar ayuda cuanto antes.

    • Patricia Córdoba 9 octubre, 2015 en 4:26 pm - Responder

      Sí, antes de llegar a los problemas económicos severos o a los conflictos familiares por las mentiras hay un montón de señales que podemos identificar. Detrás de la adicción al juego suele haber problemas que la persona se niega a ver o ante los que no dispone de recursos de afrontamiento, y en el juego comienza la evasión.
      Gracias Miriam por tu aporte para quien esté a punto de dar el paso que supone reconocerlo.

      • pablo_einhorn@hotmail.com'
        pablo 9 octubre, 2015 en 8:07 pm - Responder

        Yo fuy ludópata durante muchos años.
        Después de probar muchas asociaciones probé con un psicólogo he hicimos varias terapias y hace tres años q no juego.quería compartir con vosotos las terapias q me ayudaron a salir

        • miriammartincanales@hotmail.es'
          miriam 11 octubre, 2015 en 1:07 pm - Responder

          Hola Pablo! Me alegro de que por fin hayas logrado salir del juego. Tal y como digo en el artículo aunque es difícil es una adicción de la que se puede salir con determinación y voluntad. Encantada de que compartas con nosotros las terapias que te ayudaron.

          Un saludo.

  2. paraca348@telefonica.net'
    paraca348 12 octubre, 2015 en 12:35 pm - Responder

    Hola Miriam.

    He leído atentamente tu artículo que me parece interesante y con un planteamiento correcto a la hora de dar una cierta información sobre la ludopatía. Aunque tal como no podría ser de otra manera en un espacio tan breve, en mi opinión no deja lo suficientemente claro lo terrible y dura que puede llegar y de echo casi siempre lo es, esta adicción, no solo para quienes la padecen sino también para quienes la sufren por proximidad (familiares, amigos, compañeros… etc.)
    Es una adicción que puede llevar en casos extremos a conductas como atracos, agresiones, fuertes depresiones… suicidio; pero que en casi todos, o todos los casos desde luego lleva a mentiras, mala relación familiar y social, carácter fácilmente irritable y en muchos casos agresivo.
    Es importante aclarar que la ludopatía no es algo que tenga una rehabilitación fácil ni rápida y mucho menos si uno mismo pretende autoengañarse minimizando la situación y riesgos, pretendiendo solucionar todo por su cuenta y riesgo sin ayuda ni participación de nadie más (grupos de autoayuda, profesionales o preferentemente una mezcla de ambos). La familia o personas del entorno del ludópata, también son parte importante en la rehabilitación, puesto que dependiendo de su grado de información e implicación, la rehabilitación y convivencia pueden llegar a ser mucho más difíciles o fáciles dependiendo del caso.
    También conviene aclarar que la expresión utilizada “terminar el tratamiento” a mi juicio no es muy adecuada, puesto que si bien es cierto que el tratamiento por parte de psiquiatras, psicólogos u otro tipo de especialista pueda ser concretado en un periodo de tiempo más o menos largo; lo cierto es que la adicción es crónica, recurrente y altamente progresiva, por lo que NUNCA se deberá abandonar el cumplimiento de ciertas medidas preventivas.
    Hola Pablo, me alegro que lleves tres años sin jugar. Por cierto, un ludópata lo es para toda la vida puesto que ésta es una enfermedad crónica y recurrente, supongo que lo que querías decir es que eres un ludópata rehabilitado ¡fantástico, enhorabuena! Claro que no me gustaría ser agorero pero si decirte… ¡cuidado! estate atento y sigue en todo momento las medidas preventivas que supongo habrás aprendido en esas terapias y reuniones de grupo. Espero sepas que el exceso de confianza es uno de los mayores riesgos para un ludópata en rehabilitación y que no se trata de dejar digamos su juego habitual fuese el que fuese, sino todo tipo de juego o apuesta por superficial e inocente que pueda parecer… lotería de navidad, algún cupón que otro o primitiva esporádica, etc. Es que más frecuentemente de lo deseado, cuando después de unas pocas reuniones y terapias, se consigue dejar el juego por un periodo de tiempo más o menos largo (de uno a tres años en particular) se empieza a relajar el seguimiento y puede surgir ese fatal pensamiento de “por una vez” antesala de dolorosas recaídas.

    Por supuesto esto no deja de ser más que una opinión, cada cual es libre de hacer lo que crea conveniente en su caso.
    Hasta pronto.

  3. miriammartincanales@hotmail.es'
    miriam 12 octubre, 2015 en 10:30 pm - Responder

    Hola! Gracias por todos los aportes. No lo podías haber descrito mejor.La ludopatia realmente puede conllevar consecuencias devastadoras tanto para la persona como para todo su entorno, y por supuesto el tratamiento no es ni sencillo, ni mucho menos corto. En el centro en que yo colaboro los tratamientos que hacemos son de dos años de abstinencia absoluta, son tratamientos tan largos porque no se trata solo de que la persona deje de jugar sino de tratar también todo aquello que le ha llevado al juego y enseñarle otras estrategias de afrontamiento. Es cierto que siempre hay mantener una alerta y nunca se debería volver a jugar a juegos de apuestas, ya que se corre el riesgo de “por una vez” volver a la misma dinámica.
    También estoy completamente de acuerdo contigo en la importancia de una apoyo tanto social como familiar adecuado, de hecho es importante poder implicar al menos a un familiar en el tratamiento.

    Muchas gracias por tus aportes 🙂

  4. csv@sggs.com'
    Carlos 20 noviembre, 2016 en 9:27 pm - Responder

    Tengo una pregunta, cuanto tiempo (aprox) hay que estar jugando para que aparezca la adiccion o ludopatía??

  5. miriammartincanales@hotmail.es'
    Miriam 21 noviembre, 2016 en 11:51 am - Responder

    ¡Hola Carlos! No hay un tiempo establecido, la adicción aparece cuando tu sientes que no controlas la situación, juegas más tiempo del que te gustaría sin saber como parar o el tiempo de juego interfiere de manera significativa en tu vida cotidiana.

    Un abrazo

  6. ireneogarrido@gmail.com'
    Irene 26 enero, 2017 en 7:51 pm - Responder

    Hola Miriam.
    Tengo algunas preguntas. Hace unas semanas mi pareja y yo nos hemos separado(me invitó a irme de casa) tenemos un niño de 2 años… hace unos dos años pasamos una mala racha económica y descubrí que estaba gastando cantidades entre 300€ y 500€ al mes cuando no nos sobraba. Me enfadé, me planté y le lleve a terapia a rastras. Dejo de jugar pero empezó a faltarme al respeto por haberle llevado.
    Ahora llevamos una buena temporada en la que no nos trata bien, nos desprecia, nos grita… al separarnos y ver las cosas con otra perspectiva he visto que está jugando. He podido contrastar que en los últimos meses se ha gastado unos 4000€ aunque no descarto que sean más. Apuestas on line, póquer, y creo que tragaperras o algo así también. Hace varias retiradas de efectivo del cajero en un día (20+40+50+80 ejemplo real) y al día siguiente otros 200€ además de lo que paga a través de internet. He estado sufriendo maltrato psicológico pero no siempre. Sobretodo en los últimos meses que coinciden con los que más ha jugado.
    ? Es posible que el maltrato esté ligado al juego? El no lo reconoce y miente y le da la vuelta a la tortilla para que no me crea nadie. Cómo puedo conseguir que sea consciente de todo para poder ayudarle?

  7. joseledi1@gmail.com'
    Jose Leka 28 abril, 2017 en 12:39 am - Responder

    Cuando lo pierdes todo y caes tan bajo…ya no puedes caer más…nadie pasa del suelo…lo único que queda es levantarse, desde mi experiencia, te cuento que lo perdí todo: carrera universitaria, trabajo, perdí a mi novia, perdí demasiado dinero y estaba con deudas hasta el cuello que ni siquiera podía pagarlas. Vivía, sufría solo y en silencio con mi problema durante 10 años, mi familia no lo sabía. Cuando mi familia se enteró fue un golpe brutal para mí, al principio enfurecidos pero después comenzaron ayudarme, me volví un parásito de mi familia, no trabajaba, vivía en casa de mis padres, no me importaba nada ni nadie. Recibí todo tipo de ayuda y tratamiento pero créanme que de nada sirve si uno mismo no pone de su parte, mi padre y hermano me comenzaron a dar la espalda ya no les interesaba lo que me pasaba o dejará de pasarme, la única mujer que nunca me abandonó es mi madre. A ella le debo todo, le debo mi vida, le debo dinero, le debo mi salud mental, me faltará vida para pagarle todo.
    Entonces comenzó el cambio por ella, por aquella mujer que derramó lágrimas por mí desde el momento en que nací, lo primero que hice fue salir a buscar un trabajo, lo segundo fue tomar en serio el tratamiento, mi madre me acompañaba en cada sesión, fue triste y vergonzoso, pero tuve que aceptarme que era un ludópata.
    Me sentí mucho mejor, bastante recuperado, sentí que mi confianza regresaba a mí mismo y hacia los demás, regresé a mi vida social, laboral, incluso estaba con ganas de retomar mis estudios universitarios Y eso es lo que estoy haciendo ahora… no es fácil lidiar con los demonios que llevamos dentro pero poner un granito de nuestra parte para vencerlos es más que suficiente para salir adelante, la tentación del juego siempre va a estar allí nunca va a desaparecer, una pregunta es: volveremos a caer en la tentación? volveré a caer en la tentación? La respuesta es Sí y No…sí, si eres débil y no, si tienes la suficiente fuerza de voluntad, en mi caso me ha pasado los dos he tenido recaídas insignificantes para lo que era antes pero me levanto cada mañana para saber que estoy vivo y que no me ha vencido y que el dueño de mis actos y mi destino soy YO.
    Saludos y fuerza para los que luchamos día a día con este problema. Mi nombre es Jose Leka y soy un ludópata y quiero curarme. Si alguien quiere conversar les dejo mi watsap +51949409445. Soy de Perú.

Deje su comentario

CERRAR

¿Necesitas superar tu ruptura

de una vez?

 

POR LA AUTORA DE ESTE BLOG

EXPERTA EN TERAPIA PAREJA

  • Aprender a manejar la tristeza y la culpa
  • Entender la etapa del duelo que atraviesas
    • Utilizar tu pensamiento en positivo
      • Volver a encontrar sentido a tus días
      • Decir adiós a tu ex y poder empezar una vida nueva
A %d blogueros les gusta esto: