Los celos, ¿cuándo son un problema?

Inicio/Pareja/Los celos, ¿cuándo son un problema?

Los celos, ¿cuándo son un problema?

¿Son necesarios los celos en una pareja?

¿Todo el mundo los siente? ¿Podemos convivir con ellos, sin que lleguen a perjudicarnos? La polémica está servida, porque los hay que saben reconocer los celos, los aceptan, e incluso los utilizan de incentivo en su relación de pareja. Mientras que otros, esclavos de ellos,  llegan a elevarlos a la categoría de pensamientos obsesivos que invaden y boicotean el amor.

Los celos, en su justa medida, reflejan la inquietud sentida al pensar que tu pareja puede estar mostrando en algún grado preferencia por otra persona. Si consideramos que cierta incertidumbre en la relación, es decir, el no sentir una seguridad absoluta al 100%, es buena señal y ayuda al mantenimiento del amor, cabría esperar que, en alguna proporción, los celos contribuyesen a esta duda necesaria para seguir luchando y cuidando a quien amamos.

Ahora bien, si empiezan a ganar en intensidad y frecuencia de aparición, entonces estaríamos hablando de celotipia o celos patológicos, en cuyo caso se manifiestan comportamientos obsesivos de hipervigilancia y pensamientos de desconfianza irracional.

Cuando esto sucede los celos pierden completamente la función adaptativa y motivadora de la que hablábamos al principio, pues llevados al extremo aumentan la probabilidad de que la pareja, sintiéndose presionada, finalice la relación.

Por eso, es importante detectar a tiempo cuándo pueden estar empezando a convertirse en un problema, y consultar a un psicólogo si es necesario.

Señales de alerta:

  • Los pensamientos referidos al posible engaño ocupan la mayor parte de tu tiempo, se vuelven incontrolables y no sabes cómo dominarlos. Vives constantemente elaborando fantasías en las que sufres la infidelidad. Estás tan absorto en estas sospechas que apenas dejas espacio en tu mente para otro tema.
  • Demandas constantemente pruebas de amor: preguntando reiteradamente “¿me quieres?”, exigiendo demostraciones de afecto en tono de reproche, reclamando compañía incesantemente, etc.; intentando, erróneamente, disminuir tu ansiedad y dudas.
  • Tienes conductas de control excesivo o hipervigilancia como registrar objetos personales de tu pareja, seguirla, escuchar sus conversaciones privadas, chequear sus movimientos, coaccionar para que restrinja sus relaciones sociales, etc. Cada una de estas acciones te genera una falsa seguridad a corto plazo (por unos momentos crees que no te traicionan), pero a medio plazo vuelves a encontrarte en la misma encrucijada (“ayer no llamó a nadie, pero ¿y si hoy lo ha hecho?”)
  • Sientes hostilidad y desconfianza desmesurada hacia tu pareja o personas que puedan separaros, con lo que tiendes a mostrarse hermético y susceptible en el área social.
  • Haces continuas lecturas de pensamiento (“seguro que le gusta otr@”), te muestra victimista (“claro, como pasas de mí”) y en permanente alerta («¿quieres dejarme verdad?»). Todo esto, acaba repercutiendo en tu estabilidad emocional, creando miedo e indefensión en la pareja.

 

La psicóloga del canal decasa.tv nos explica la diferencia entre celos normales y celos dañinos, después de ver qué piensa la gente de la calle sobre ellos:

Si quieres saber más sobre el tema, lee estos artículos relacionados:

¿Y tú eres celoso?

¿Controlas tus celos o los celos te controlan a ti?

Photo Credit: Diego David García

Por | 2017-08-08T17:48:35+00:00 mayo 20th, 2014|Pareja|1 comentario

About the autor:

Licenciada en Psicología por la UAM, Col. Nº M-16099. Experto en Psicoterapia Breve. Máster en Sexología y amplia experiencia como psicóloga y formadora en el área de la psicología de la salud y la educación. Fundadora de Tupsicologia.com, asesoramiento psicológico presencial y on line, un apoyo profesional y cercano

Un comentario

  1. creditocrese@hotmail.com'
    miry en - Responder

    tengo todos los puntos de alerta jejejeje

Deje su comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Legalidad: Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados por Patricia Córdoba Álvarez. Uso de los Datos: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. Consentimiento: La legitimación se realiza a través de tu consentimiento expreso.  En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de rectificación, oposición y/o eliminación de tus datos, enviando un email a consulta@tupsicologia.com

¿Necesitas superar tu ruptura

de una vez?

 

POR LA AUTORA DE ESTE BLOG

EXPERTA EN TERAPIA PAREJA

  • Aprender a manejar la tristeza y la culpa
  • Entender la etapa del duelo que atraviesas
    • Utilizar tu pensamiento en positivo
      • Volver a encontrar sentido a tus días
      • Decir adiós a tu ex y poder empezar una vida nueva