Cómo superar un divorcio con hijos

Si tienes esto en mente, será más fácil que vayas asimilando, poco a poco, que los más pequeños tienen el derecho a poder disfrutar de los dos.

Algunos puntos clave que pueden serte de gran ayuda para adaptarte a la nueva estructura familiar son:

#1. Despersonaliza: Sal de ti, piensa en ellos

Estando en un proceso de duelo, es normal que tu sentimiento de soledad se agudice. Aparece bruscamente la sensación de contar con menos apoyo que cuando caminas en la vida en pareja.

Esto puede hacer que cada vez que te separas de tus hijos, se acreciente la sensación de sentirte solo y revivir con ello “el abandono” o “la pérdida” de la ruptura.

El silencio sube el volumen hasta hacerse doloroso cuando los niños cruzan la puerta para ir a ver a tu expareja, es comprensible.

Sin embargo, es determinante que pongas el foco en ellos (en lo que ganan), y no en ti (en lo que pierdes temporalmente).

Te propongo que intentes, por un instante, pensar en lo que tus hijos ganan cuando “tienen que separase de ti para ver a tu ex”: ganan la posibilidad de seguir vinculándose con su padre/madre, y eso no tiene precio para ellos, es fundamental para su buen desarrollo emocional y afectivo.

Una de las claves para que los menores no se vean afectados psicológicamente tras un divorcio es precisamente que puedan ver a sus dos padres con libertad y suficiente flexibilidad, sin tener que elegir entre uno u otro.

Por ello, no es tanto que tu ex tenga derecho a ver a vuestros hijos, que lo tiene; sino que ellos tienen derecho a seguir teniendo a sus dos padres, a pesar de que se hayan separado. Se trata de que pierdan lo menos posible en el cambio, ¿no?

#2. Entiende tu rabia para después gestionarla.

Los niños no deberían ser ninguna moneda de cambio. Si de alguna manera piensas que tu expareja se ha portado mal contigo durante la relación, entonces quizá sientas mucha rabia y frustración cuando le toca disfrutar de tus hijos.

Eso es porque los consideras un premio, para ti son lo más importante, y tu mente, con la ira todavía del duelo por la frustración vivida durante la convivencia, no tolera que quien te ha hecho daño pueda llevarse lo más valioso para ti.

Ahora, coloca tu rabia donde corresponde, en el proceso de duelo, no en la familia. Permítete expresar tu enfado a través de la escritura, un amigo, el ejercicio físico o un psicólogo.

Busca la forma que más se ajuste a tus necesidades, pero no liberes tu rabia cuando van a ver a tu ex. Es su momento, no el tuyo.

No ha de ser un castigo para ti el que se relacionen con su padre/madre, ni un premio injusto para tu ex. Preservar a su familia tras un divorcio es un derecho de los menores.

#3. Póntelo fácil

Empieza a vivir la separación temporal de tus hijos cuando van con tu ex, como cualquier otra que se produce en otros ámbitos: cuando se quedan en el colegio, cuando están a cargo de otros familiares, amigos o cuidadores; cuando se van a una excursión o campamento, etc.

Todos estos momentos en los que tus hijos están con otras personas, y no contigo, son oportunidades de practicar un apego sano, donde tiene cabida la independencia emocional y el amor es libremente compartido.

Ahora puedes rediseñar tu vida y reorganizar tu tiempo, de modo que puedas desarrollar otros roles además de la maternidad o paternidad.

Haz tuyo el tiempo que estás sin ellos. Piensa que ellos estarán bien, disfrutando de su otro progenitor, y tú además podrás contar con unas horas o días extras para ti, para tu salud, para tu desarrollo, o simplemente para desconectar de rutinas.

¿Cómo vives tú la separación de tus hijos cuando les toca ver a tu ex?
¿Qué haces para afrontar de manera más positiva el tiempo que estás sin tus hijos?

Por | 2017-08-07T23:33:15+00:00 febrero 7th, 2017|Pareja|10 Comentarios

About the autor:

Licenciada en Psicología por la UAM, Col. Nº M-16099. Experto en Psicoterapia Breve. Máster en Sexología y amplia experiencia como psicóloga y formadora en el área de la psicología de la salud y la educación. Fundadora de Tupsicologia.com, asesoramiento psicológico presencial y on line, un apoyo profesional y cercano

10 Comentarios

  1. malenalgete@hotmail.com'
    Malenachill en - Responder

    Buenos días. Me gustaría contar mi experiencia por si puede ser de ayuda.

    Cuando me divorcié mi hijo tenía 5 años y me puedo identificar perfectamente con el sentimiento de rabia e impotencia cuando su padre se lo llevaba los fines de semana. Yo me quedaba sola y desconsolada, solamente contando las horas para que llegara el domingo y mi hijo volviera a casa.

    Así pasé una larga temporada hasta que poco a poco me fui acostumbrando y como dice Patricia, empecé a desdramatizar el tema y a buscarme alternativas para llenar mi tiempo y a la vez, evitar el pensamiento de que mi hijo no estaba conmigo. En mi caso, me refugié en el deporte, aprendí a jugar al pádel, deporte muy social, que me aportó un montón de cosas buenas: salud, aumento de mi autoestima, conocer a nuevas personas…..

    Gracias a esta nueva afición, comencé a ver mi divorcio y mi nueva vida de otra manera, como una nueva experiencia, e incluso lo transmití a mi hijo, pues más tarde, cuando cumplió 7 años, le apunté a clases de pádel y resulta que ahora con casi 16, es un gran jugador y este deporte es uno de sus favoritos, hemos jugado juntos muchas veces.

    Bueno pongo este ejemplo, pero hay muchas muchas cosas buenas en la vida para llenarla de nuevas ilusiones y para superar algo tan duro como es un divorcio, especialmente cuando hay hijos por medio.

    Nuestros hijos son lo más importante de nuestra vida, por supuesto, pero la separación de nuestra pareja no implica ni mucho menos que perdamos a nuestros hijos porque ya no estén siempre con nosotros. Incluso siendo pequeños, hay que aceptar el hecho de que tienen un padre y una madre y el mismo derecho de compartir tiempo con cada uno de ellos, entonces ¿qué queda?Asumirlo y buscar alternativas para llenar nuestro tiempo, incluso, aprovechar para hacer cosas que normalmente no podemos, por el tiempo que precisamente quitan los niños, sobre todo cuando son pequeños.

    Mucho ánimo a todos esos padres que ahora pasan por esos malos momentos!!!

    Patricia, a ti, como siempre, muchas gracias por compartir tan buenos artículos y consejos. Un abrazo.

    Malena.

    • Malena, no puedo por menos que darte un millón de gracias por ser tan generosa al compartir tu experiencia. No sabes lo que puede ayudar a muchos padres que están recién divorciados escuchar, con esa perspectiva de tu experiencia, que se puede recomponer la vida uno, y la puede volver a dotar de sentido.

      El divorcio no te arranca un hijo (en la mayoría de los casos, afortunadamente), te cambia la vida, pero tus hijos siguen estando en ella, incluso de manera más presente y consciente, porque tras la ruptura valoras más el tiempo compartido con ellos.

      Un abrazo fuerte!

  2. ligiamcaballero@hotmail.com'
    Ligia en - Responder

    Patricia muchas gracias por tu apoyo en este proceso a través de este articulo tan completo y con estrategias puntuales para poner en práctica en esta difícil situación. Te confieso que me identifiqué mucho con cada párrafo que leía y sentí gran emoción al saber que entiendes perfectamente los que sentimos las personas que atravesamos por este momento. Gracias por ser una luz en mi camino. A Malena también muchas gracias por compartir tu experiencia, ya que reconforta bastante saber que otras personas pudieron superar una situación parecida y que en estos momentos uno cree no poder lograrlo.

    • Gracias a ti Ligia por haberme dado la oportunidad de dar respuesta y un poco de luz a una de las cosas que más provocan sufrimiento tras una ruptura: la separación de los hijos (aunque sea temporal).

      Date tiempo Ligia, pero haz algo con ese tiempo. Míralo como un proceso de adaptación que tienes que recorrer del que saldrás vencedora, valorando cada instante que estás con tus niños, y sintiéndote satisfecha cuando pienses que tus hijos son felices al poder tener a sus dos padres.

      Mucha fuerza, sigue adelante!

  3. jota.perez@gmail.com'
    Juanjo en - Responder

    Hola, las separaciones con niños tienen muchas cosas que las hacen más difíciles y eso sólo mirando la parte de la relación que quedas obligado a tener con el ex, tienes que organizar como mínimo​ la intendencia de las idas y venidas (en mi caso tanto la madre como yo somos un poco «desastre» y hace esto un poco más penoso ya que necesitamos contactar más). Tienes que estar «negociando» el tema de lo que es extra o no de la pensión y lo que para mí es más duro, tienes que asumir que tus hijos tienen una vida en la que no estás directamente incluido, incluso que en caso de que tu ex tenga pareja harán actividades y viajes con esta persona y sí, sentirás que es algo que te «pierdes».

    Pero al final lo importante son ellos, que vean que papá y mamá (siempre lo seremos) se llevan «bien», se respetan, que sepan que hay 2 hogares donde siempre se les querrá y tendrán la «fortuna» de poder disfrutar de cosas «guays» en ambos casos. Cuando los recojo me abrazan y me besan con cariño y alegría y cuando les dejo se despiden igual.

    Yo sufro (cada vez menos) pero a la vez se que ellos (6 y 8 años) están bien, lo han asimilado y son felices y eso me recompensa todo lo demás.

    También está la parte «egoista» que a lo mejor aún no ves pero que está ahí, tú tienes tiempo para ti, para cuidarte, para retomar cosas que habías dejado e incluso para, si quieres, conocer a alguien.

  4. jota.perez@gmail.com'
    Juanjo en - Responder

    Yo soy padre y lo veo desde lo que puede parecer el otro lado pero que básicamente es el mismo, mis hijos duermen conmigo 2 días por semana y fines de semana alternos, me considero afortunado por compartir ese tiempo con ellos y he hecho todo lo posible porque ellos no sufran con el proceso, nos separamos cuando tenían 4 y 6.

    Las separaciones con niños tienen muchas cosas que las hacen más difíciles y eso sólo mirando la parte de la relación que quedas obligado a tener con el ex, tienes que organizar como mínimo​ la intendencia de las idas y venidas (en mi caso tanto la madre como yo somos un poco “desastre” y hace esto un poco más penoso ya que necesitamos contactar más). Tienes que estar “negociando” el tema de lo que es extra o no de la pensión y lo que para mí es más duro, tienes que asumir que tus hijos tienen una vida en la que no estás directamente incluido, incluso que en caso de que tu ex tenga pareja harán actividades y viajes con esta persona y sí, sentirás que es algo que te “pierdes”.

    Pero al final lo importante son ellos, que vean que papá y mamá (siempre lo seremos) se llevan “bien”, se respetan, que sepan que hay 2 hogares donde siempre se les querrá y tendrán la “fortuna” de poder disfrutar de cosas “guays” en ambos casos. Cuando los recojo me abrazan y me besan con cariño y alegría y cuando les dejo se despiden igual.

    Yo sufro (cada vez menos) pero a la vez se que ellos (6 y 8 años) están bien, lo han asimilado y son felices y eso me recompensa todo lo demás.

    También está la parte “egoista” que a lo mejor aún no ves pero que está ahí, tú tienes tiempo para ti, para cuidarte, para retomar cosas que habías dejado e incluso para, si quieres, conocer a alguien.

  5. ianrolove@gmail.com'
    Grace en - Responder

    Hola que tal? Me gustaria recibir un consejo pues estoy en una situacion en que no veo la salida. Tengo un año 8 meses separada y mi ex tiene novia, hemos tenido intimidad y me dice que siempre me va a querer pero que no volveria a hacer vida conmigo (vivimos 3 años juntos y tenemos una hija pequeña). Después de los encuentros se comporta raro y se molesta si toco el tema, sin embargo me sigue buscando ( no muy seguido) y quiero saber como poder cerrar ese ciclo o cambiar las cosas para que el me valore de otra forma o minimo se de cuenta de lo que ha perdido pues me sigue culpando de la separación y yo aun lo quiero por eso accedo a tener relaciones, siento que si lo rechazo no me volverá a buscar. Ayuda please!!

    • ianrolove@gmail.com'
      Grace en - Responder

      Cabe señalar que no lo he superado porque siempre estamos en contacto por nuestra hija y muchas veces he intentado separar mis sentimientos de ese contacto pero no puedo, por tanto se me hace una pesadilla el estarlo viendo y recibiendo mensajes de el pues yo siempre le doy informacion de su bebé y siento que muchas veces usa esos mensajes «de la niña» para saber que hago. Quiero hacer lo correcto pero no veo la salida a esto

  6. chichiovidich@gmail.com'
    Lucía en - Responder

    Hola, he comenzado a leer todos sus comentarios y me siento identificada con la mayor parte de ellos. La verdad, considero el divorcio algo muy doloroso sobretodo cuando tienes hijos y tantos sueños de por medio. Les quiero contar un poco de mi historia y poder recibir sus mejores consejos. Tengo 6 años de aún casada, y el matrimonio feliz que pense tener resultó ser una mentira total. A los 2 meses de embarazo de mi segunda hija descubri que mi esposo me estaba engañando, y llevaba tiempo haciendolo. Al momento de cofrontarlo no lo negó, y se fue de la casa. Desde ese día nunca más volvió, y entendí que no me amaba más, pues pocos hombres abandonan tan fácil el hogar y dejan a su esposa embarazada. Comencé a ir a terapia, sentía que el mundo se me acababa, me sentía más sola que nunca en la vida, desorientada, sin saber que iba a hacer, como iba a continuar mi camino sola con mi hija y con otra bebe en camino. Pero el tiempo es el mejor aliado para sanar el corazón, y al paso de los meses me comencé a sentir mejor, más fuerte, ya me había cansado de llorar y de ser humillada, tenía que ser ejemplo para mis dos hijas. Tuve el apoyo incondicional de toda mi familia y amigos, lo que me ayudó muchísimo a salir del hueco en el cual me sentía, me di cuenta que no estaba sola, sino que estaba acompañada de las personas que realmente valían y sobre todo que me querían. Di a luz a mi bebé sola en otro país, y creo que alejarme de toda esa situación me ayudó mucho, porque el estar en medio del caos escuchando todo sobre lo que hacía y no hacía mi marido me estaba consumiendo. Hoy en día tengo a mi hija de 5 años a mi lado y a mi bebé de 2 mes en mis brazos, y me siento la mujer mas afortunada de tener la oportunidad de amanecer junto a estas muñequitas cada mañana. Voy de regreso a mi país en pocos días, vivo en un pueblo pequeño y se que me va a tocar ver en cada esquina a mi “esposo” con la mujer por la que me dejó. Se que va a ser duro, pero el tiempo me ha convertido en una mujer valiente, y jamás agacharé mi cabeza. Quisiera que me aconsejen sobre cual debe de ser mi postura cuando me los encuentre y yo llegue al mismo lugar con mis hijas, que debo de hacer si mi hija mayor lo ve y quiere acercarse a saludar. No quisiera que ellas tengan ningun contacto con la mujer que se metió en mi matrimonio, aunque la culpa sea 100% de él. Que me aconsejan que deba de hacer frente a situaciones que de seguro se me van a presentar. El divorcio es lo primero que llegaré a tramitar.
    Siento que me libré de un hombre que no valía la pena, y espero en algún momento volver a enamorarme porque a pesar de todo lo que viví creoo que no hay nada mas hermoso que el amor.

  7. laracasal@gmail.com'

    Por experiencia, puedo decir que puede ser muy complicado. Y que lo hacemos aún más complicado. Las emociones no nos dejan actuar con lógica muchas veces.

Deje su comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Legalidad: Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados por Patricia Córdoba Álvarez. Uso de los Datos: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. Consentimiento: La legitimación se realiza a través de tu consentimiento expreso.  En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de rectificación, oposición y/o eliminación de tus datos, enviando un email a consulta@tupsicologia.com

¿Necesitas superar tu ruptura

de una vez?

 

POR LA AUTORA DE ESTE BLOG

EXPERTA EN TERAPIA PAREJA

  • Aprender a manejar la tristeza y la culpa
  • Entender la etapa del duelo que atraviesas
    • Utilizar tu pensamiento en positivo
      • Volver a encontrar sentido a tus días
      • Decir adiós a tu ex y poder empezar una vida nueva